lunes, 14 de noviembre de 2011

La Berenjena: un ingrediente peculiar.


Amigos, si cocinar es considerado un arte debido a la habilidad que compromete a cualquiera que se aventure a preparar un plato, entonces el mérito del ejecutor de dicho plato está en simplemente compartir sin esperar reconocimientos, tan solo ofrecer con un corazón sincero lo que las alacenas ofrecieron para cocinar. El plato de esta semana tiene un ingrediente peculiar llamado berenjena. Su fama emerge de las diferentes recetas de origen oriental; y además de su sabor, por su contextura suave que sirve en la elaboración de salsas para acompañar al pan. A continuación les dejo una de mis recetas favorita en la que la berenjena es la reina de los ingredientes.

Carne con berenjena:
Ingredientes:
1)      3 berenjenas peladas y cortadas a lo largo en tres partes
2)      3 papas medianas o grandes
3)      1 libra de carne cortada en cuadros de 2x2 cms (pulpa prieta, estofado)
4)      1 cebolla colorada grande cortada en cuadritos
5)      8 tomates cortados en cuadritos
6)      1 cucharada grande de pasta de tomate
7)      ½ cucharadita de cúrcuma (opcional)
8)      1 ½ taza de agua
9)      Aceite
10)  Sal y pimienta
PREPARACIÓN:
Para ganar tiempo, lo primero que debemos hacer es, una vez cortadas las berenjenas, pasarlas por sal y dejarlas en un colador por media hora, el propósito de esto es que se desprenda lo amargo de las berenjenas. Luego cortamos todo el resto de ingredientes, las cebollas en cuadritos, la carne en 2x2 centímetros, los tomates en cuadritos y las papas como para hacerlas fritas pero más finitas  (las dejamos remojadas en agua). Una vez cortado todo freímos la cebolla y cuando esté más o menos dorada echamos la carne, sazonamos con cúrcuma, pimienta y sal, mezclamos y cuando empiece a soltar jugo ponemos el tomate, la pasta y el vaso y medio de agua. Dejamos que se cocine por lo menos una hora a fuego lento con la olla medio tapada. Aparte, lavamos las berenjenas, las escurrimos y procedemos a freírlas de lado a lado hasta que queden doraditas y muy suaves; las podemos colocar en un plato con papel absorbente y cuando ya estén continuamos con las papas, las freímos y hacemos lo mismo que las berenjenas solo que estas quedarán crujientes al dorarse. Cuando la carne esté muy suave, sin dejar que el jugo se haya consumido, lo sacamos del fuego y lo colocamos en un pirex o bandeja de vidrio o loza para hornos, extendemos el estofado por todo el contenedor, luego colocamos las berenjenas una al lado de otra hasta cubrir toda el área de la bandeja. Se hace lo mismo con las papas, estas van encima de las berenjenas. Se acompaña con arroz blanco.



lunes, 10 de octubre de 2011

LA COCINA FUSIÓN EN LA FLORIDA


Viajar puede significar muchas cosas: conocer espacios diferentes, transportarse a un lugar lejano de nuestra tierra natal, aprender y compartir momentos con otros en un hogar que no es el nuestro pero más que nada olvidarse de uno mismo para observar, reflexionar y aplicar lo bueno que aprendemos de los demás y que nos sirva de aliento para elevar nuestras metas y cada propósito de nuestra vida. Así me sucedió en la Florida, el estado más al sur de los Estados Unidos de América. Solamente la variedad de alimentos en los patios de comida en los centros comerciales demuestra la riqueza de culturas existentes: el olor orégano de la pizza mezclado con el de la canela y el azúcar del pretzel despertaban las ganas de no seguir caminando y detenerse y seguir oliendo, unos pasos más allá el olor del sésamo de la comida china y el quipe de la comida mediterránea. Fue así que con mi primo Adrián, un seguidor del buen comer, al recorrer la zona de Miami Beach nos encontramos con un restaurante de comida cubana, un lugar sencillo pero con una calidez en la atención que llamó nuestra atención y nos hizo  sentir como si fuera nuestra casa;  y nos dimos cuenta que no éramos los únicos, cada familia que entraba expresaba su alegría al llegar al lugar, era como si hubiesen llegado a un pedacito de su tierra, la algarabía sorprendía y nuestra emoción aumentó cuando llegaron nuestros platos: vaca frita y lechón con frejol negro, arroz y maduro frito ¡Qué carne más suave! Se deshacía en la boca, como los manjares de los que hablan las obras épicas. Lo más sorprendente fue leer la historia del lugar fundado hace no muchos años por una familia de la manera más sencilla, el resultado: una franquicia que sigue creciendo. Y para completar la variedad de sonidos, mientras comíamos el sonido de las bocinas festejaban la victoria de Uruguay en un partido de fútbol. La influencia de la cultura cubana marca la posibilidad de poder hablar el español en la Florida. Una preparación de los platos, digamos que dejamos que el secreto de la casa siga su objetivo ¡la alegría del buen comensal y que la añoranza tenga un toque de felicidad!
Amigos a cambio de la espectacular vaca frita (que la podemos encontrar en internet) le ofrezco chancho al horno con el que pueden preparar el famoso sánduche de chancho con salsita de cebolla.

CHANCHO AL HORNO
1)      1 pierna de chancho (puede ser costillar también)
2)      Vinagre balsámico dos cucharadas
3)      Pimienta al gusto
4)       comino al gusto
5)      Mostaza 1 cucharadita
6)      1 limón o 2 naranjillas maduras
PREPARACIÓN:
Se licúa las especias con la naranjilla y se sazona la pierna por 3 horas, luego se pone en el horno a fuego mediano o lento por 2 ½ horas. Para que el cuero salga crocante, dicen que se le hecha la última media hora un poco de sal o bicarbonato de sodio, yo no podría confirmarles nunca me ha salido bien jeje. Cuando está la pierna se corta en lonjas y se lo coloca en un pan enrollado con una salsa de cebolla curtida con limón y aceite de oliva más el juguito del chancho. 

miércoles, 21 de septiembre de 2011

UN VIAJE DE REENCUENTROS


¡Amigos, a los tiempos!  el blog Cocina fusión cultural regresa con recetas clásicas e inéditas, típicas y exóticas, fáciles y difíciles pero cuyo trabajo amerita la felicidad del paladar; en conclusión, de todo un poco, lo importante es que la fusión cultural esté impregnada en cualquier receta, al fin y al cabo, todas las cocinas son el resultado de influencias, ya sea del que vive al lado, o del pueblo anexo,  de la región que colinda,  o del país que limita; inclusive del que nos visita del otro hemisferio o a la media vuelta del mundo. A continuación el reencuentro con un sancocho muy especial.

La selección de la receta tiene su historia en un viaje realizado al sur de la Florida, lugar donde tuve el privilegio de visitar a  algunos amigos que viven en diferentes ciudades.  La experiencia fue única, porque pude compartir momentos con cada uno, conocer  más sobre sus vidas y aprender de ellos.  Me quedé casi la mitad de los días en casa de una amiga de la infancia en la ciudad de Cooper City, su nombre es Gabriela, era la primera vez que pasábamos juntas desde hace años, cuando todavía vivía en Guayaquil; pasar algunos días significó toda una aventura porque a pesar de los horarios del trabajo, más  las arduas tareas del hogar, las pocas horas libres, y la energía gastada durante el día, igualmente robamos un poco de tiempo a las horas de sueño para conversar y ponernos al día. Resulta que un día quería visitar  a su mamá, así que cuando llegué a su casa, justamente se encontraba cocinando el típico sancocho de carne ecuatoriano, aquel del que me da vergüenza confesar  no haberlo comido desde hace muchísimos años, es más, me atrevería a corroborar que no lo he vuelto a tomar desde que vivía con mis padres, pero lo más gracioso fue encontrármelo en un lugar lejano, por lo tanto, significó mucho para mi comer algo de mi tierra en un lugar remoto a los tantos años. Con semejante experiencia comprobé que la comida es uno de los pocos elementos que no se pierden después de migrar, fuere donde fuere  el  lugar, pues la añoranza estaba en cada ingrediente que echaba al caldo. Realmente, fue una sorpresa, ya que nunca imaginaba en un viaje, que me  obligó  a probar cosas nuevas, poder encontrarme con algo que me recordara mi infancia, y comprender que es una necesidad y un derecho sentir y vivir con alegría y naturalidad haciendo lo que nos gusta y de lo que creemos es parte de nosotros. Tal vez nunca sepa lo que implica cambiarse a un lugar cuya realidad cultural sea distinta, lo que sí supe, es que en cualquier lugar del mundo hacemos las mismas cosas y la adaptación es un paso necesario para superar cualquier lágrima de añoranza. Los desafíos que trae el vivir en otro lugar  nos ayudan a crecer como seres con calidad humana, y el tiempo es el mejor aliado en esta empresa. Finalmente, la amistad con mi amiga y su familia llegó a ser más profunda en tan solo unos días; el intercambio cultural se dio, y para la despedida, cocinafusioncultural sirvió de ayuda para la receta de los quipes, no les dejé sin antes enseñarles lo fácil que podía ser una receta conocida, y fue tan divertido que no paramos de reírnos hasta el momento de despedirnos. A continuación, el recordado sancocho:
Sancocho de carne
1)      Pecho o costilla de res
2)      1 cebolla colorada mediana
3)      1 pimiento
4)      Achiote en aceite al gusto
5)      5 trozos medianos de yuca
6)      2 choclos cortados en 3 partes
7)      ½ taza de arroz
8)      Comino
9)      2 dientes de ajo
10)   Sal y pimienta al gusto
PREPARACIÓN:
Se pone a hervir una olla con más o menos  3 litros de agua, cuando esté hirviendo se le echa el pecho de res, se deja cocinar  por unos 45 minutos, aparte se hace un refrito con la cebolla, el pimiento, el ajo, el comino, la pimienta con la sal en el aceite con achiote (opcional). Se echa el refrito en el caldo junto con la yuca, el choclo y el arroz; se deja hervir unos minutos más hasta que el choclo y la yuca ablanden. Se le acompaña con un buen plato típico ecuatoriano, en mi caso me invitaron arroz con puré, chuleta y ensalada de vainitas con zanahoria. Todo un banquete guayaco en plena Florida.

lunes, 13 de junio de 2011

COCOLÓN DE PAPAS


Amigos, a continuación les presento la receta cuya foto se encuentra en el perfil, es el delicioso cocolón de papas que originalmente se hace con un arroz llamado básmati. Este tipo de arroz proviene de la India  y tiene un aroma exquisito; sin embargo, adquirirlo es un poco difícil debido al costo y a su demanda, pero la buena noticia es que el cocolón de papas se puede elaborar con cualquier tipo de arroz. Es más, decorar una mesa con el cocolón de arroz es una buena idea para darle color y variedad a la comida ¡Qué lo disfruten!
INGREDIENTES: 4 personas
1 libra de arroz (básmati opcional)
2 papas grandes
½ taza de aceite de girasol o vegetal
Sal al gusto
3 o 4 litros de agua
Olla grande para hervir
Colador
Olla de teflón
PREPARACIÓN:
En una olla grande llenamos 4 litros de agua y sal, mientras tanto pelamos las papas, las cortamos en rodajas y las dejamos remojando en agua, al momento de hervir el agua  echamos el arroz y movemos un poco, dejamos por unos 4 minutos, es necesario ver que el grano esté medio cocido, es decir ni mucho ni poco, colamos el arroz y en la olla de teflón ponemos un poco de aceite y freímos las papas a fuego medio, le ponemos un poquito de sal, luego echamos el arroz y luego el resto del aceite diluido con un poquito de agua, dejamos cocinar a llama muy baja por 30 o 45 minutos. Cuando esté listo se puede voltear como torta la olla de teflón en una bandeja redonda.

martes, 7 de junio de 2011

BRAZO GITANO CON FRUTAS Y CREMA



Resulta que cierto día estaba un grupo de amigos prácticamente albergando en la cocina con muchas ganas de ayudar a preparar el postre; y aunque en ese momento mis ganas no eran las mejores, precisamente, por el ajetreo de toda la mañana y más aún porque el hambre empezaba a manifestarse con signos y señales, la fuerza de voluntad y el haber dado la palabra de que comíamos postre sí o sí, hizo que me levantara de la silla y comenzara a preparar la batidora para elaborar la crema del esperado brazo gitano. Creo que nunca antes había elaborado un postre de una manera tan apurada que los demás se sorprendieron, pero de ver la despreocupación porque todo salga bien y bonito: el jugo se derramaba, la crema salpicaba, la fruta se resbalaba y las risas resonaban; era obvio que no era mi mejor momento; al fin y al cabo salió un postre no tan lindo pero muy suave y cremosito que sabía muy bien con una taza de té.  A continuación, le presento el brazo gitano en crema ¡Estoy segura que les saldrá mucho mejor que el mío! Si lo hacen no olviden sus comentarios
INGREDIENTES:
Para el bizcocho
Un molde de 40 x 35 cm con poca profundidad (2cm)
Papel manteca
Toalla de cocina rectangular
Aceite
1 taza de harina
¾ taza de azúcar
5 huevos
½ cucharadita de esencia de vainilla
Relleno
½ litro crema de leche
1 lata de duraznos al jugo
Jugo de durazno en lata
10 frutillas o uvas
½ taza de azúcar
Chocolate rallado
PREPARACIÓN:
Primero debemos preparar el bizcocho, lo primero que debemos hacer es prender el horno a 350 f y dejar listo el molde: cortamos el papel manteca y lo pincelamos con aceite del lado que va la mezcla y se lo coloca encima del molde. Batimos a mano o con batidora los huevos con el azúcar hasta que esté más o menos esponjosa la mezcla; otra opción es batir las claras con el azúcar y después poner las yemas, se adiciona la esencia de vainilla y la harina, esta última se mezcla sin batir mucho con una cuchara de palo.  Se mete al horno por 10 minutos. Se deja enfriar por dos minutos y luego se coloca la toalla encima del bizcocho se desmolda el papel y cuando el bizcocho ha quedado encima de la toalla esta se enrolla de manera que la parte más larga del bizcocho se mantenga igual de largo. Se deja por 15 minutos para que se defina la forma de brazo gitano, luego se lo vuelve a extender en un molde decorativo y se le pone un poco de jugo de durazno en lata. Aparte se debe batir la crema de leche en una bandeja con hielo por fuera y debajo. A medida que la crema agarre cuerpo se le hecha media taza de azúcar y si tienen agua de rosas también pueden poner una cucharadita (opcional), cuando la crema de leche este bien espesa con una espátula se la unta en el bizcocho abierto donde se puso el jugo de durazno, luego se colocan pedacitos de durazno y frutilla encima de la crema; se vuelve a envolver el bizcocho y se decora con crema la parte de afuera, se ralla chocolate y se decora con durazno y frutilla.

domingo, 29 de mayo de 2011

DEL MEDITERRÁNEO




ENSALADA GRIEGA
¡Amigos, bienvenidos a este nuevo segmento del blog¡ Realmente, me tomé algunas semanas para preparar y juntar recetas nuevas y variadas. Estoy muy feliz de volver a escribir y poder compartir otra vez con ustedes una cocina fusión cultural con más variedad, sobretodo, además de platos fuertes: ensaladas, postres y entremeses. Esta semana les tengo una sorpresa que viene de lejos, pues, se trata de una receta mediterránea refrescante para la época de calor que se asoma en los países del norte y que todavía por acá en la zona tórrida no desaparece: se trata de la ensalada griega. El día que la preparé no lo hice sola, pues parece que tengo alguien en casa que le está interesando la cocina y eso me alegró mucho, ya que todos debemos aprender a cocinar al menos algo de lo que comemos en nuestros hogares y que forma parte de nosotros mismos; solo así podremos compartir y enseñar a otras generaciones, ya que la cocina es un arte necesario para vivir, y aunque no debemos olvidar el famoso dicho que dice “hay que comer para vivir” y no “vivir para comer”, cuando lo hagamos que sea con alegría y ganas; sin olvidar el propósito por el cual lo hacemos, además que hay una sabiduría en el gusto del paladar: que disfrutemos mientras cumplimos con el deber de alimentarnos ¡Buen provecho!
ENSALADA GRIEGA  3 a 4 personas
Ingredientes:
1)      1 lechuga romana
2)      1 cebolla perla
3)      1 pepino
4)      2 tomates
5)      Doce cubitos de queso feta
6)      12 aceitunas negras
7)      El jugo de las aceituna negras (indispensable)
8)      Orégano al gusto
9)      Aceite de oliva
10)  Sal
Preparación:
Lavamos todas las legumbres y procedemos a cortar la lechuga romana con la mano y la dispersamos por todo el contenedor, cortamos el pepino y la cebolla en julianas, el tomate en cuadros grandes, se mezcla con cuidado, se colocan encima las aceitunas, el queso feta, el orégano, el aceite de oliva. Al momento de comer se pone la sal y el jugo de las aceitunas negras.



lunes, 25 de abril de 2011

TOP 1 DE LOS DESAYUNOS


Decidir por un desayuno que cumpla con todas los nutrientes y sea de buen sabor, no resultó ser tan fácil; sin embargo, dentro de muchas opciones encontré una muy saludable y nada difícil: el sánduche de pollo asado o a la parrilla, una fusión cultural tan conocida que fusión es lo que más tiene… y bastante, ya que se lo puede preparar de muchísimas maneras además de ser una opción inclusive para cualquier hora del día, tanto para el lunch de los niños como de los adultos; es más, el ánimo de preparar la receta me llevó a dejarla de merienda, así que el posteo es tan fresco como el sánduche. Espero que lo puedan preparar y lo disfruten como lo hicimos nosotros ¡buen provecho!
Les dejo de adelanto que dentro de los días de la  semana entrante estaré con nuevas noticias acerca del cambio en los tipos de recetas.  

SÁNDUCHE DE POLLO A LA PARRILLA


INGREDIENTES:
1 pechuga de pollo
1 manojo de lechuga
1 tomate
½ aguacate
Salsa de yogurth
½ pan baguette
Sal y romero al gusto
Aceite
PREPARACIÓN:
Se filetea la pechuga y en una parrilla o sartén con un poquito de aceite de oliva y romero seco se la saltea con sal, cuando se dore lado a lado se saca. Aparte se calienta el baguette y se unta con yogurth, este puede estar combinado con diferentes hierbas como eneldo, albahaca, hierba buena; también se pueden elaborar salsas con queso y curry, depende mucho del gusto personal y la creatividad. Luego se pone la lechuga, el tomate en tajadas, la pechuga y el aguacate en tajadas también.